© 2009-2016 La página templaria que habla de cultura, historia y religión - Especial 'Proceso de los templarios'

viernes, 8 de marzo de 2013

La nueva Encomienda de Barcelona



Queridos lectores,

Tras estos cuatro apasionantes años, la página http://templebarcelona.blogspot.com.es ha sido visitada a nivel mundial, convirtiéndose en un referente para las personas que residen en los países de habla hispana y están interesadas en conocer los aspectos que rodean a los templarios: economía, estructura social, historia, justicia, moral, organización, religión..., en definitiva, el ‘ideario templario’. Tal interés por conocer los mencionados temas, me ha llevado como responsable y administrador de la página, a ampliar sus recursos y dotar a ésta de herramientas significativas que permitan un desarrollo más eficaz de la misma.

Surge por tanto un nuevo proyecto que transforma al blog de la encomienda de Barcelona en una página web que irá actualizándose diariamente y que permitirá que sus suscriptores, de manera gratuita, reciban periódicamente la información en sus cuentas de correo. Hoy viernes 8 de marzo, nace con renovada ilusión, la página: www.encomiendabarcelona.com 

Bienvenidos a este nuevo espacio que pretende ser un punto de encuentro y de debate, acerca de los temas relacionados con la cultura medieval, su historia y sus connotaciones religiosas, continuando como núcleo central, la Orden del Temple.

Me despido invitándoos a que continuéis informados y disfrutéis del tesoro más grande que ha hallado el hombre con la ayuda de Dios: la sabiduría.


Fr.+Ramón Villar Reyes
Administrador de la encomienda de Barcelona

jueves, 7 de marzo de 2013

¿Quién será el nuevo Papa?



Desde la encomienda de Barcelona, queremos compartir una noticia publicada en la página de Forum Libertas, donde comentan los posibles candidatos a ocupar el trono de Pedro. Las quinielas, como es habitual, son variadas. 

Desde Temple Barcelona pensamos que el contenido de la noticia es  interesante para compartirla.

ForumLibertas.com

Después de que una "gran serenidad" reinara en la mañana del lunes durante la primera de las Congregaciones generales previas al Cónclave que elegirá al nuevo Papa, el espíritu de "construcción" y "participación activa" entre los purpurados ha proseguido en los siguientes encuentros del precónclave, según describió el portavoz vaticano Federico Lombardi.

“Gran cordialidad y fraternidad” reinó entre los 142 cardenales presentes, de los cuales 103 eran “electores” -faltaban 12 de los esperados para el Cónclave, pues quedarán fuera del mismo el escocés Keith O'Brien por acusaciones de “comportamientos inapropiados” y el indonesio Darmaatmadja, que está enfermo-.

"Hay una atmósfera de gran serenidad, de gran constructivismo, un deseo de participar activa y muy lúcidamente en este tiempo de discernimiento tan importante sobre la situación de la Iglesia en el mundo y sobre los criterios de elección del pastor supremo de la Iglesia universal", agregó el portavoz vaticano.

Una carta al Papa emérito

Según una propuesta del cardenal Sodano, aprobada este lunes, el Colegio cardenalicio reunido en las Congregaciones Generales envió un telegrama al Papa Emérito Benedicto XVI.

Los cardenales reunidos el martes para la tercera congregación o asamblea previa al cónclave enviaron el mensaje siguiente: “Los padres cardenales, unidos en el Vaticano para su congregación general en vista de su próximo cónclave, le enviamos todos juntos un cariñoso saludo y agradecemos su luminoso ministerio petrino, así como el reconocimiento por el ejemplo que ha dado de una generosa solicitud pastoral por el bien de la Iglesia y del mundo”.

En total 148 cardenales, entre electores y mayores de 80 años, asistieron a esa asamblea clave para elaborar el perfil del sucesor de Benedicto XVI.

“No me atrevo a dar una fecha del Cónclave”, reconoció el padre Lombardi a los medios y recordó: “No es necesario que todos los cardenales estén presentes para fijar la fecha del cónclave, hay que dejarles sí el tiempo para llegar y poder participar”, precisó, por lo que no se descarta que se convoque para el domingo o lunes próximos.

Los cardenales prefieren guardar silencio

Lombardi no ha querido abordar el asunto más candente, el contenido de las intervenciones de los cardenales, quienes se negaron este martes a dar declaraciones a la prensa.

A diferencia del primer día, los purpurados han sido reacios a hablar y evitan ingresar por la puerta lateral del Vaticano, donde un pelotón de cámaras de televisión, fotógrafos y reporteros los esperan.

Ninguno de los llamados “papables” han entrado por esa puerta a la gran asamblea de la jerarquía de la Iglesia católica, donde se busca al sucesor del primer Papa que renunció en la era moderna.

Según la prensa italiana, un grupo de cardenales, entre ellos el brasileño Raymundo Damasceno Assis, presidente de la conferencia episcopal de su país, exige que se den a conocer las conclusiones del informe sobre Vatileaks, el escándalo sobre la fuga de documentos confidenciales de Benedicto XVI.

Dos importantes medios de comunicación de Italia, el diario La Repubblica y la revista Panorama, lanzaron el bulo de que el Papa decidió renunciar al cargo tras recibir un informe ultrasecreto de 300 páginas, realizado por tres ancianos e intachables cardenales, en el que se revela una trama de corrupción, sexo y tráfico de influencias dentro de la Curia Romana.

En una nota oficial divulgada tres días antes de su renuncia, el Vaticano adelantó que Benedicto XVI decidió entregar “exclusivamente” a su sucesor el informe ultrasecreto, pero no prohibió a sus autores hablar del asunto. Por ello varios purpurados consideran indispensable tal información para escoger al nuevo Papa.

En un entrevista al diario italiano La Stampa, Damasceno Assis reconoció que no es necesario tener el documento completo, pero sí “conocer el núcleo central” de cara a una elección tan importante. “Seguro que su contenido influirá en las votaciones”, declaró.

La mayoría de los cardenales exigen una reforma de la Curia Romana y por ello varios observadores y expertos indican entre los favoritos a aquellos que saben combinar experiencia pastoral con manejo de los problemas internos, para que agilice el gobierno central de la Iglesia y sobre todo opere con transparencia.

En esa lista figuran los nombres del brasileño Odilo Scherer (Sao Paulo), del filipino Luis Antonio Tagle (Manila) y del sudafricano Wilfrid Napier (Durban), provenientes de iglesias jóvenes, pero que no conocen la compleja maquinaria del Vaticano.

También figura el cardenal canadiense Marc Ouellet, apreciado en América Latina por su experiencia en Colombia, quien desde hace un par de años trabaja en la Curia Romana.

Tagle: el candidato de quienes quieren un Papa muy joven

El cardenal Luis Antonio Gokim Tagle, de 55 años, es el candidato natural de quienes quieren un Papa muy joven para suceder a Benedicto XVI. Representante del ala progresista, es considerado figura emergente de la Iglesia en Asia.

No pocos hablan de él como el “Wojtyla de Oriente”, ante la posibilidad y sorpresa de que como el Papa polaco sea elegido. Un dato no menor, es que tiene una madre china. El mismo contó como “en Filipinas muchos se sorprenden de que sea filipino: creen que soy chino por los rasgos de mi cara”.

En China hay entre 8 y 12 millones de católicos, divididos entre los pertenecientes a la Iglesia Patriótica, controlada por el Gobierno comunista, y la clandestina, fiel al Vaticano y en ocasiones perseguida por el régimen.

Uno de los asuntos que suele enfrentar al Vaticano con Beijing es el nombramiento de obispos, pues la Santa Sede reclama que pueden ser designados solo por el Papa, mientras que la Iglesia Patriótica los ordena sin el visto bueno papal.

Sin embargo, los purpurados que no se inclinan por un papado muy largo dicen que Tagle es demasiado joven.

miércoles, 6 de marzo de 2013

Los milagros del Padre Pío



Desde la encomienda de Barcelona seguimos con el apartado dedicado a saber sobre la vida del Padre Pío.Hoy seguimos con otra nueva conversión, esta vez de una joven que se sentía vacía con la vida que llevaba.

Desde Temple Barcelona os invitamos a que reflexionéis sobre su lectura.

“…y peces medianos”

Luisa Vairo era una italiana guapa y rica que acudió a San Giovanni Rotondo atraída, como tantos otros curiosos, por el fenómeno de los estigmas.

Al entrar en la pequeña iglesia, contaba María Winowska, rompió a llorar inesperadamente como una Magdalena. Sus sonoros lamentos ante el Sagrario alertaron a varias hijas espirituales del Padre Pío, quien, advertido por ellas de su presencia, se acercó a Luisa para decirle:

-¡Cálmese, hija mía! La misericordia no tiene límites y la sangre de Cristo lava todos los crímenes del mundo.

-¡Padre, quiero confesarme! –repuso la misma persona que minutos antes se hubiese mofado de semejante disparate.

-Es preciso que se tranquilice –insistió él-. Vuelva mañana.

Luisa Vairo debió pasar toda la noche en vela, haciendo acopio de sus numerosos pecados, pues no se confesaba desde niña.

A la mañana siguiente, arrodillada en el confesionario, se quedó bloqueada sin saber por dónde empezar. El Padre Pío decidió echarle una mano, iniciando el lamentable inventario de su vida. Finalmente, dijo:

-¿No recuerda nada más?

Un escalofrío de vergüenza a punto estuvo de dar al traste con la confesión. Luisa hizo un esfuerzo sobrehumano para añadir:

-Sí, Padre; todavía me queda esto…

-¡Alabado sea Dios! –gritó él, alborozado-. Es lo que estaba esperando.

Y la absolvió.

Aquel día marcó un antes y un después en la vida de Luisa Vairo, que abrazó la oración y la penitencia con el fervor de una novicia.

Una mañana de invierno se la vio trepar, descalza, el repecho que subía a la iglesia. Calada hasta los huesos y con los pies ensangrentados a causa del camino pedregoso, alcanzó la explanada y cayó desvanecida en el atrio.

El Padre Pío la consoló:

-Hija mía, hay que ser prudente hasta en la penitencia…
Y añadió, posando suavemente la mano en su hombro:

-Menos mal que esta agua no moja…
Y era verdad…¡su vestido estaba completamente seco!

Muchos años después, en Roma, conocí a Eleonora Scutifero, una entusiasta calabresa de 28 años, contable de profesión.

Eleonora llegó con 18 años a Roma para estudiar Economía y Comercio en la Universidad. Iba a Misa los domingos, pero sin mucha convicción. Poco a poco fue alejándose de Dios y de la Iglesia, hasta sumergirse en la vida mundana: frecuentaba las discotecas con amigos, bebía alcohol, a veces en exceso…Concluidos los estudios, se puso a trabajar. Seguía frecuentando las fiestas de fin de semana. Empezó a salir con un chico, con el que experimentaba placeres efímeros que la sumían finalmente en un gran vacío interior.

Nada la satisfacía plenamente: ni la carrera, ni el trabajo, ni los amigos…ni siquiera su novio, probablemente porque no era la persona adecuada para ella.

‘Conocí entonces –recuerda Eleonora- a una chica del Grupo de Oración del Padre Pío, la cual me invitó durante dos largos años a las reuniones, pero yo rechazaba asistir una y otra vez. Hasta que un día, impelida por una necesidad, le avisé. Me acogió con inmensa alegría. Incorporada por fin al Grupo de Oración, no acabé de encajar del todo, pues no entendía que mis compañeros estuviesen siempre tan contentos, mostrándose caritativos con el prójimo en toda ocasión. Durante siete meses busqué en vano la razón de aquel comportamiento. Llegué incluso a rebelarme, negándome a asistir a más reuniones…’

eleonora Scutifero todavía recuerda la fecha exacta en que empezó a fraguarse su gran vuelco interior:

‘Fue el 16 de julio de 2008, durante una confesión con el padre Carmine, hijo espiritual de don Pierino Galeone. Me hallaba yo entonces de retiro espiritual, en San Giovanni Rotondo, cuando empecé a ver las cosas de otra manera; aunque mi auténtica conversión no se produjo hasta meses después, en Roma.

Gracias a que muchas personas rezaron tanto por mí, llegué a querer de verdad a Jesús y al Padre Pío. Yo misma pedí también la luz al Padre Pío y finalmente me la dio…’

Ella misma detalla su inesperada conversión:

-Fue repentina, como casi todas –asegura-. Lo vi todo claro al instante, arrepentida de mi vida pasada.

-¿Dónde se produjo?

-En la confesión, durante la cual experimenté una alegría y una paz interior indescriptibles. Dije para mis adentros: “Yo salgo de aquí, pero jamás volveré a dejar a Jesús”. Desde entonces, siento constantemente la presencia del Padre Pío.

-Y ahora, ¿cómo ve la vida?

-El mundo, sin Jesús, carece de sentido. Cuando uno está junto a Él, el sufrimiento adquiere todo el sentido. Jesús jamás te abandona. Antes, cuando vivía apartada de Él, estuve al borde de la desesperación pero su infinita misericordia me sostuvo. Desde entonces, procuro dar ejemplo a los demás, mostrándome alegre y caritativa con ellos. Realizo también labores de voluntariado con enfermos en los que siempre hallamos a Jesús.

-¿Sigue teniendo amigos?

-De los primeros, conservo muy pocos. Algunos me criticaron por escoger, en su opinión, el camino más cómodo, confiando a Jesús todos mis problemas; otros decidieron tentarme con halagos para que volviese a salir con ellos.

-¿Qué les diría a los jóvenes como usted?

-Que no tengan miedo a recibir gratis un amor tan fuerte, cuando lo propio de hoy es dar siempre a cambio de algo. Nada hay más importante que aceptar lo que el Señor quiere de cada uno de nosotros. No nos engañemos: sólo así se puede alcanzar la verdadera felicidad, aquí…y en el Paraíso. 


martes, 5 de marzo de 2013

Leyenda Ugandesa: Lodipo y Achol




Desde la encomienda de Barcelona, queremos compartir con todos vosotros un interesante texto que hemos recibido de nuestra estimada Manoli Cruz. Su contenido es digno de merecer leerse, puesto que recuerda las injusticias que a lo largo de la historia han recibido las personas mayores; quizás porque pueden a veces parecer ‘un estorbo’ o ‘un contratiempo’ y como si de un objeto viejo se tratase, nos estorba y queremos deshacernos de él. No debemos olvidar que los ancianos no son cosas, sino personas experimentadas que pueden sernos de gran ayuda a la hora de enfrentarnos a nuevos retos; lo que nos sucede en muchas ocasiones, es que se nos olvida preguntarles.

En fin, aquí tenéis el texto en cuestión. Desde Temple Barcelona estamos convencidos  que su lectura nos ayudará a concienciarnos en proteger a nuestros mayores.

Lodito era un hombre muy rico que poseía grandes rebaños y muchos servidores. Con frecuencia trashumaba en busca de pastos acompañado de su familia y del resto de la tribu de la que era jefe.

Achol, madre de Lodipo, era muy anciana y estaba ciega. Seguía a todas partes a su hijo, montada en un borriquillo. Pero como la anciana retrasaba la marcha de la caravana, Lodipo, desalmado, decidió un día dejarla atrás al partir en busca de nuevos pastos. Su esposa, Amurria, consternada por la decisión de su marido trató en vano de disuadirle. Pero esperó a insistir con más vehemencia al día siguiente, cuando marcharían, confiando en que Lodipo cambiaría de opinión. Como eso no ocurrió, imploró piedad para su suegra porque perecería de hambre, o las fieras darían cuenta de ella. Lodipo, endurecido el corazón, no se arrepintió y su madre que escuchaba los planes malévolos de su hijo se entristeció mucho. Amurria insistió, pero Lodipo amenazó con matarla. Y tuvo que seguirlo con el corazón apenado por dejar atrás a su Achol, abandonada a su suerte.

Horas después los enemigos de la tribu pasaron por allí para asaltar la caravana de Lodipo. Cuando encontraron a la anciana le preguntaron:

-Anciana, ¿por qué estás sola?
-He sido abandonada por mi propio hijo a merced de las fieras –contestó llorando-.
-¿Cómo es posible que tu propio hijo te haya hecho esto? Nosotros le castigaremos.
-Su esposa es buena, no le hagáis daño les dijo cuando les vio partir siguiendo las huellas de Lodipo.

Era noche cerrada cuando cayeron sobre el campamento de Lodipo, lo destruyeron y robaron el ganado. Sólo dejaron con vida a Amurria a la que llevaron sana y salva junto Achol. Y vivieron juntas hasta que la anciana cerró sus ojos.

Esta curiosa historia recuerda la bíblica de Noemí y Ruth y es advertencia severa para nuestra época en la que el anciano no ocupa en la sociedad el puesto que le corresponde.


lunes, 4 de marzo de 2013

Evangelio dominical: la parábola de la higuera y el viñador



Desde la encomienda de Barcelona retomamos nuevamente la reflexión del evangelio de ayer domingo 3 de marzo. Todavía nos encontramos en el periodo del evangelista Lucas y hoy toca meditar sobre la parábola de la higuera estéril.

Desde Temple Barcelona, deseamos que su contenido lo encontréis provechoso.

‘En ese momento se presentaron unas personas que comentaron a Jesús el caso de aquellos galileos, cuya sangre Pilatos mezcló con la de las víctimas de sus sacrificios. 
El les respondió: "¿Creen ustedes que esos galileos sufrieron todo esto porque eran más pecadores que los demás? 
Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera. 
¿O creen que las dieciocho personas que murieron cuando se desplomó la torre de Siloé, eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? 
Les aseguro que no, y si ustedes no se convierten, todos acabarán de la misma manera". 
Les dijo también esta parábola: "Un hombre tenía una higuera plantada en su viña. Fue a buscar frutos y no los encontró. 
Dijo entonces al viñador: 'Hace tres años que vengo a buscar frutos en esta higuera y no los encuentro. Córtala, ¿para qué malgastar la tierra?'. 
Pero él respondió: 'Señor, déjala todavía este año; yo removeré la tierra alrededor de ella y la abonaré. 
Puede ser que así dé frutos en adelante. Si no, la cortarás'".’ (Lc 13, 1-9)

Reflexión:

En estos versículos de Lucas, Jesús nos habla sobre las injusticias que se producen en este mundo e indica que cuando suceden accidentes o muertes, éstas no deben achacarse a que Dios lo ha querido así, porque los afectados no hacían lo que debían. Más bien nos advierte que suceden cosas porque éstas deben ocurrir por algún designio divino, sin necesidad de que sean un premio o un castigo.

Ahora bien, Jesús advierte que es mejor convertirse que dejarse llevar por otros o por uno mismo al margen del Altísimo, porque esto último, influye a que tengamos más posibilidades de que nos sucedan desgracias.

Jesús concluye con la parábola de la higuera que no daba frutos, para esclarecer cómo debemos obrar cuando existen problemas. Nos propone dos opciones: una cortar de raíz con el problema de manera severa, y otra, intentar reflexionar qué no estamos haciendo bien para conseguir los resultados esperados. Si aún así no conseguimos frutos, siempre estamos a tiempo de ‘cortar por lo sano’.

Plegaria: 

¡Señor!, danos la fe y la fuerza necesarias para que sepamos encontrar soluciones a nuestros problemas. No nos permitas actuar al margen de tu Palabra, necesaria para que el mundo pueda ser justo.

viernes, 1 de marzo de 2013

Benedicto XVI se convierte en un peregrino encaminado a trabajar por el bien común.



Ayer, jueves 28 de febrero, el Santo Padre, en sus últimas palabras como pontífice, declaró: "ya no soy el pontífice, soy simplemente un peregrino más que inicia la última etapa de su peregrinaje en esta tierra" y entre aplausos prosiguió… “seguiré trabajando por el bien común, el bien de la Iglesia y de la Humanidad”. Con estas solemnes frases pronunciadas por el cardenal Joseph Ratzinger, desde el balcón de la plaza de San Pedro, se da por finalizado el período del 265º papa de la Iglesia católica. Ahora le tocará el turno a otro cardenal, el suceder a Pedro en la barca del pescador.

Desde la encomienda de Barcelona le enviamos nuestros mejores deseos a Benedicto XVI y estamos completamente convencidos de que el Espíritu Santo le continuará guiando para que con ayuda de la oración, pueda bendecidnos desde su humilde celda. Esa pequeña celda que también es Iglesia y que como reza en la carta a los Efesios: ‘la Iglesia es un cuerpo vivo’ y como tal está siempre activa, esperando a que más hermanos puedan vivir con ella.



Joseph, gracias de corazón y que Dios te continúe bendiciendo.