© 2009-2016 La página templaria que habla de cultura, historia y religión - Especial 'Proceso de los templarios'

martes, 30 de noviembre de 2010

Existen 22 millones de niños refugiados en el mundo sin acceso a la educación.


Muchas veces, nos preocupamos por las noticias que nos ofrecen en primera línea los diferentes medios de comunicación. Llámese aumento del desempleo, bajada unificada de las bolsas de valores, maltrato y violencia de géneros, aumento de la delincuencia, tensiones bélicas entre países, entre otras muchas más.

Pero hay otra clase de noticias que raras veces suelen salir en portada. Precisamente por eso queremos desde la encomienda de Barcelona tratar una de ellas. Es una utopía el hablar de intentar hacer “un mundo mejor”, pero rara vez caemos en la cuenta que eso no será posible, si antes no se forma a las personas para que ese deseo pueda cumplirse.

Por eso es importantísimo que todas las personas, especialmente los niños, puedan tener acceso a la educación. Los conocimientos y la reflexión individual, son una herramienta necesaria para que el hombre pueda alcanzar un estado intelectual que le permita discernir correctamente entre lo que es justo, de lo que es injusto; de lo que está bien, de lo que está mal; de lo que es importante, de lo que es meramente superfluo, etc.

Hay personas en el mundo que sí se han dado cuenta de esta circunstancia y por eso se esfuerzan en paliar esa injusticia social. No sólo hay que proteger a los niños cuando éstos están en el vientre de su madre, sino que también hay que hacerlo cuando se están formando como personas.

Para invitaros también a esta reflexión, hemos creído oportuno compartir con todos vosotros la siguiente noticia que ha sido publicada en la página Forum Libertas.

Desde esta humilde página, deseamos que su contenido os haga también meditar sobre esta importe cuestión.

Entreculturas / ForumLibertas

La ONG Entreculturas, ligada a la Compañía de Jesús, ha presentado el informe “Educación en tiempo de espera. Un derecho vulnerado para millones de personas refugiadas y desplazadas”, con motivo del 30 aniversario del Servicio Jesuita a Refugiados (SJR)". En el informe se analizan dos casos que el SJR conoce bien y ha estudiado (Colombia y Sur Sudán), y se acompaña con cifras que afectan al mundo entero.


El número de personas refugiadas y desplazadas en el mundo a causa de conflictos y persecuciones es de 43,3 millones, según cifras del año 2009. De estos, aproximadamente 22 millones son niños, niñas y jóvenes menores de 22 años refugiados y desplazados, que representan el 51% del total. De los 43 millones, 15,2 millones son personas refugiadas, 27,1 millones son personas desplazadas dentro de su propio país y cerca de un millón de personas son solicitantes de asilo, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Valeria Méndez de Vigo, responsable del departamento de Estudios e Incidencia de Entreculturas, ha señalado que “pese a que el derecho a la educación está reconocido por la comunidad internacional, éste se vulnera de manera sistemática".

Una gran mayoría de niños y niñas desplazados no recibe educación. Tampoco la población adulta y joven desplazada o refugiada ve satisfecho su acceso a una educación y aprendizaje permanente. Esta vulneración del derecho a la educación dificulta el cumplimiento de otros derechos.

Valeria Méndez de Vigo explican que “la mayoría de la población refugiada lo estará durante un periodo largo, con una media de diecisiete años desplazados”. Niños, niñas y jóvenes pasarán su infancia y juventud en campos de refugiados o en asentamientos improvisados.

Para las niñas, menos educación

Para las niñas es aún peor: en los campos de refugiados es menor el número de niñas que acuden a la escuela que el de niños. Esta diferencia es mayor a medida que aumenta el nivel educativo, de manera que, por lo general, se aprecia un importante descenso en el porcentaje de niñas que participan en niveles superiores de la educación primaria o secundaria.

Leone Lam Ferem, sudanés, refugiado juntamente con toda su familia durante 14 años en Uganda, y en la actualidad director de proyectos de SJR en Lobone (Sur Sudán), ha explicado de primera mano la importancia de la educación de las niñas y jóvenes “ya que las niñas de ahora son las mujeres del futuro. Educar una niña es educar el mundo, y este es nuestro deseo para ser un país fuerte”, ha indicado. Además, ha expuesto los beneficios del programa “Acción Afirmativa” que se lleva a cabo en Lobone y Nimule, en el que “el número de niñas que acaban la secundaria ha incrementado considerablemente en los últimos años gracias a todas las acciones de promoción de la escolarización de las niñas”.

“Cuando después de 21 años de guerra, pudimos volver a nuestros hogares, la gente se preguntaba por qué habíamos vuelto ya que no había nada, ni escuelas ni infraestructuras. Dábamos clases debajo de un árbol, pero poco a poco se fueron creando escuelas y hogares, y ahora los niños vuelven a jugar en la calle”, ha manifestado.

Desplazados "invisibles"


Carol Fernanda, miembro del equipo de acción humanitaria y prevención del SJR en Colombia, ha puesto sobre la mesa la vivencia de miles de mujeres y niños que se ven obligados a desplazarse forzosamente de sus hogares a causa del conflicto sociopolítico. “Una de las principales causas de desplazamiento es la vinculación y posterior reclutamiento de niños, niñas y jóvenes”, ha explicado.

Además, en Colombia uno de los peligros más grandes es el de la invisibilización de la población desplazada, ya que no suele producirse en masa, sino “gota a gota, hacia la periferia de las grandes ciudades, estableciéndose en barrios ya de por sí vulnerables: la gente llega silenciosamente a los barrios, y esta realidad pasa a ser invisible”.

Las principales conclusiones del informe inciden en que la educación es un derecho de todas las personas reconocido por la comunidad internacional, que se vulnera; en los casos en los que existe el acceso a la educación, ésta suele darse sólo en las primeras etapas educativas, y la calidad es, en ocasiones, deficiente; la educación es considerada fundamental por las propias personas refugiadas y desplazadas; hay una marcada discriminación en el acceso a la educación de las niñas refugiadas y desplazadas y, sobre todo, un abandono mucho mayor de la escuela; la educación constituye una herramienta de protección para la población refugiada y desplazada; la educación es una condición para el desarrollo; y que la educación debe ser prioritaria en el trabajo con población refugiada o desplazada y constituye una acción fundamental en situaciones de emergencia.

lunes, 29 de noviembre de 2010

Leyendas templarias: El maestre templario de Nostra Senyora dels Àngels y La Vera Cruz de Bagà.


Aunque ayer fueron las elecciones al “Parlament de Catalunya”; con el consiguiente cambio de rumbo que democráticamente elegimos la mayoría de catalanes, hoy no pensamos hablar de política. Pero en honor a la fiesta electoral de poder expresarse libremente, hoy queremos felicitarnos desde la encomienda de Barcelona compartiendo unas leyendas templarias catalanas.

Para ello hemos extraído del libro “Codex Templi”, unos textos escritos por el investigador histórico medieval, el valenciano, D. Santiago Soler Seguí.

Desde este humilde rincón, deseamos que su lectura la encontréis gratificante.

Convento de Nostra Senyora dels Àngels, Horta de Sant Joan (Tarragona)

El maestre templario de Nostra Senyora dels Àngels

Cuentan las viejas tradiciones populares que el antiguo santuario de Nostra Senyora del Àngels, situado en la bella villa de Horta de Sant Joan, fue construido por dos gigantes, Rotlá y Farragos, tras encontrar una imagen de la Mare de Déu dels Àngels. En el interior del magnífico santuario hay tres sarcófagos de piedra, los cuales muestran enigmáticos y misteriosos signos, como rosetones, “espantabrujas” o cruces célticas. Se dice que una de estas enigmáticas tumbas pertenece al santo maestre templario, frey Bertrán Aymerich (1177), el cual poseía maravillosos libros que mimaba y cuidaba con cariño. Debajo de las otras dos losas se hallan los restos de los dos gigantes constructores.

Tan importantes y determinantes eran aquellos libros que el mismo maestre decidió esconderlos en un arca que colocó en el fondo de una cripta, lejos de miradas extrañas.

Al parecer, aquellos libros contenían los secretos y misterios de los grandes constructores –conocimientos que se remontan a los orígenes de los tiempos, transmitidos por los mismísimos gigantes jentilak (gentiles) que levantaron el primer santuario-. Durante mucho tiempo, cuenta la leyenda, las madres de la comarca encendían una vela y pasaban alguna prenda de sus hijos por las tres tumbas, para que éstos crecieran fuertes y sanos como los gigantes, y, a la vez, fueran inteligentes y sabios como el viejo maestre.

Y también se asegura que el día de San Juan, si alguien de corazón puro raspa algunas limaduras de estos sarcófagos y se las toma antes de conciliar el sueño, disueltas en agua, se le aparecerá el fantasma del maestre Bertrán, el cual le concederá la sabiduría y el conocimiento para poder descifrar los misteriosos grabados de los sarcófagos y encontrar la cripta donde se encuentran los mágicos libros.

La Vera Cruz de Bagà

La siguiente leyenda tiene como escenario la población catalana de Bagà, en la baronía de Pinós, aunque, en realidad, la historia comienza muy lejos de allí, en las tierras moras de Almería. Se trata de un relato en el que, de nuevo, las sagradas reliquias obran prodigios: un prisionero templario, en trágicas circunstancias, logra el favor del Cielo.

Esta leyenda de don Galcerán de Pinós y la Vera Cruz de Bagà:

Corría el año 1147, cuando don Galcerán de Pinós, natural de Bagà, participaba valientemente en una expedición cristiana que pretendía la conquista de Almería. Después de mucho combatir, el templario cayó prisionero de los musulmanes. Al conocer su padre, el barón de Pinós, el triste destino de don Galcerán, rápidamente entró en negociaciones con el caudillo moro para fijar un precio por el rescate de su hijo. El musulmán exigió un pago excesivo: gran cantidad de dinero, joyas y cien doncellas cristianas para su harén.

Como pudo, el barón reunió el dinero, al tiempo que marchaba, desolado y compungido, hacia el puerto de Salou para embarcar rumbo a tierras sarracenas.

Pero en la prisión sarracena estaba a punto de ocurrir un hecho prodigioso: el caballero templario, cautivo en su celda, se encomendó a la Vera Cruz de Bagà y a San Esteban, en cuya iglesia se guardaba la sagrada reliquia, e imploró su libertad.

Y así fue como el mismísimo san Esteban se le apareció en su celda, reconfortándolo y consolándolo. En un santiamén, ambos esaparecieron como por ensalmo, ante el estupor de sus guardianes.

Al amanecer, en el puerto de Salou, el padre de don Galcerán estaba preparado para embarcar. De pronto, ante él, apareció su hijo, cargado de cadenas y dando gracias a san Esteban. Pero nadie pudo saber cómo se había obrado el milagro.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Los templarios guardianes del diablo


Si en una de las anteriores entradas recientes la dedicamos a los poderes del baphomet, hoy queremos continuar con otro tema interesante que nos plantea el historiador y escritor francés Michel Lamy y que hemos recogido de su libro “La otra historia de los templarios”. En este mismo escrito nos habla de la hipotética misión que pudieron tener los templarios. Una misión que tenía que ver y estaba muy próxima al mismísimo diablo.

Desde la encomienda de Barcelona, deseamos que su lectura sea de vuestro agrado.

Las características mágicas atribuidas al baphomet han hecho pensar a algunos que los templarios practicaban cultos demoníacos. Nada más incierto que esto, aunque la bula de supresión de la Orden les acusa de haber elevado a los altares a Baal para iniciar y consagrar a los suyos a los ídolos y a los demonios. No se excluye en absoluto que algún grupúsculo, en el interior del Temple, tuviera algún comercio con el demonio y que asumiera riesgos abusivos a este respecto, pero ello ocurrió por unas razones muy concretas. Para comprenderlo, hay que remontarse a los orígenes, a la ocupación del Templo de Salomón.

Jerusalén está ligado a Monte Sión, siendo este nombre de Sión anterior a Israel. De origen cananeo, nos recuerda que ninguno de los nombres sagrados de estos lugares es realmente de origen judío, aunque ello nos extrañe, ni Sión, ni Jerusalén, ni Moriah.

Según Pierre Dumas, Sión debe vincularse a Saphon, al no diferir las dos palabras en hebreo más que en una sola letra. “El último término, que en hebreo designa el norte, es en primer lugar el nombre de la principal montaña sagrada de Canaán, montaña polar”. Ahora bien, ésta, verdadero centro del mundo, estaba consagrada a Baal. El dios se manifestaba allí en la tormenta y los rayos, en el templo que la diosa Anat le había construido en la cima de la montaña.

Sión aparece en este caso como una montaña cósmica, que tiene su cima en el cielo y su base profundamente anclada en el mundo subterráneo, como el Mashu (nombre que significa “los gemelos”) del mito babilónico, montaña sobre la cual Gilgamesh prosigue su búsqueda para llegar al Paraíso. Mashu es una montaña doble como las dos columnas del Templo de Salomón, y Gilgamesh pasa entre estas dos montañas-columnas como si franqueara una puerta en la entrada de los infiernos. De igual modo, la puerta puede abrirse en los cielos y Ezequiel asiste a la gloria de Yavé llegando al Templo por el pórtico que da a levante. Y estas puertas de Yavé eran las columnas del Templo.

Salomón hizo construir unos lugares de culto para unas divinidades “extranjeras”, como el templo de Kamosh, dios de Moab, en el Monte de los Olivos, o también unos templos a Astarté y a Milkom.

Una leyenda musulmana afirma que había obtenido de Dios meter a Iblis, el demonio, en prisión, encerrarle a cal y canto e impedirle actuar. Pero la tierra no daba ya fruto, el grano no germinaba ya, los árboles no crecían y reinó la hambruna. Salomón tuvo que decidirse a reclamar la liberación de Iblis. Conviene recordar en este momento las particularidades del baphomet que, al igual que Iblis, favorece la germinación.

Así, el Templo de Salomón aparece a través del mito como una puerta que establece una comunicación tanto con los cielos como con el mundo infernal. Esto se ve reforzado por la presencia del Arca de la Alianza, ella misma un medio privilegiado de comunicación con Dios, igual que el baphomet, según determinados testimonios de templarios.

Profundicemos un poco más en el e examen de posibles relaciones entre el Templo y el demonio. Sumerjámonos en la apasionante obra de Jean Robin consagrada a Set, el dios maldito. Nos recuerda que el mojón de un recinto sagrado era designado con el nombre de piedra de asilo, es decir, por un juego de palabras con las de “piedra de asno”, ese asno, animal del dios Set que era también Tifón.

Set, el dios rojo de cabeza de asno, dios de la violencia y de la tormenta (lo que le acerca a Baal), asesino de su hermano Osiris, era el que algunos autores árabes denominaban Agathodaïmon, la “buena serpiente”. Robin escribe:

“Set, en un contexto gnóstico bastante tardío, fue invocado bajo el nombre de Io (el asno) o Iao (divinidad con cabeza de gallo, cuya función eminentemente setiana veremos más adelante) que se relacionará tanto más fácilmente con Yavé cuanto que el templo judío de Elefantina, por ejemplo, era llamado “templo del dios Ya’on” en los papiros arameos encontrado en el lugar.”

Y añade:

“La identificación del gallo y del asno (Io e Iao) como hipóstasis ambos de Set, no es en absoluto accidental y fortuita. Parece derivar, por el contario, de una tradición esotérica que se volvió sin duda muy firme en el seno del judaísmo exotérico, que estuvo también tentado de satanizar estas representaciones de Set, que ya no comprendía. Es cierto que en el cristianismo, el episodio bien conocido del Evangelio relativo a la renegación de Pedro atestigua la función esotérica del gallo (…) El gallo hace aquí explícitamente función de acusador con respecto a Pedro, que encarna, por supuesto, el exoterismo.”

¿No fue la cresta del gallo el modelo de gorro frigio de los iniciados, el de los pastores de Arcadia? En cuanto al asno, no hay que olvidar que forma parte de los animales del pesebre.

Según Weysen, que ha estudiado muy especialmente la presencia de los templarios en la región de Verdon:

“La presencia de Nascién, antiguo duque de Serafe, cuñado de Evalach, rey del Grial, en la Ínsula Giratoria y en el templo de Sarraz donde se encontraba un ídolo Asclafas, ligado al asno que está representado en la fortaleza de Valcros, sugiere una relación entre los gnósticos naasenos. Nascién puede, efectivamente, significar “el que conoce la nave”, es decir, la nave del santo Grial, o bien simbolizar a los naasenos, gnósticos ofitas cuyo dios era Sabaoth, creador del cielo y de la tierra y a quien se le atribuía una cabeza de asno o de jabalí como al dios egipcio Set. Estos gnósticos ofitas o naasenos veneraban a la serpiente, símbolo de la gnosis. Sabaoth o Iadalbaoth o Iao era un dios de cabeza de asno que un grafito del Palatino (siglo III) representaba irónicamente crucificado delante de un devoto arrodillado (…) El dios exotérico Set o Tifón, hijo del Tártaro, con cuerpo de serpiente y cabeza de asno ostentaba también el nombre de Akephalos (sin cabeza).

Estos gnósticos asimilan voluntariamente a Sem, Set y Melquisedec, mezcla igualmente constatada entre ciertos maniqueos y entre los israelíes del Viejo de la Montaña.

Hemos visto que Ioan-Jano-Juan Bautista puede tener un vínculo con Set invocado bajo el nombre de Io. Set, igualmente llamado Akephalos, el ser sin cabeza, que nos remite a Juan Bautista. Ahora bien, en la Leyenda dorada de Santiago de la Vorágine, obra contemporánea a los templarios, encontramos este curioso pasaje concerniente a san Juan Bautista:

“Juan es llamado Lucifer o estrella de la mañana, porque fue el término de la noche y de la ignorancia y el comienzo de la luz de la Gracia.”

Santiago de la Vorágine dice también:

“Realizó el oficio de los tronos: la función asignada a estos espíritus es la de juzgar. Juan juzgó a Herodes cuando le dijo: “No puedes lícitamente tener como tuya a la mujer de tu hermano”.”

Curioso si se piensa a contrario que Set ardía de deseos por Isis, la mujer de su hermano Osiris. Dos Juanes en los dos solsticios y dos rostros de Jano, uno para la luz y otro para las tinieblas.

Decididamente, ¿cuáles pudieron ser las relaciones de los templarios con este mundo del revés? Para Alain Marcillac:

“Podría deducirse que la palabra baphomet representa la piedra de Beth-El, que sirve para retener al diablo en el Tehom. En consecuencia, los templarios habrían sido, al menos simbólicamente, los vigilantes o los guardianes del diablo para permitir a la Humanidad elevarse hacia las alturas de la verdadera espiritualidad.

¿Guardianes los templarios del diablo, impidiéndole salir pero domesticando sus poderes mejor que Salomón, a fin de que la germinación de la tierra tuviera lugar? ¿Los templarios, durante cuya existencia no se padeció ninguna hambruna? Después de todo, San Pedro tiene dos llaves. Si una abre la puerta del Paraíso, la otra puede abrir la de los infiernos. ¿Se encierra en esto el secreto o una parte del secreto encontrado por Hugues de Payns y sus amigos en el emplazamiento del Templo de Salomón en Jerusalén?

En efecto, afirma una tradición judaica que la Roca de Jerusalén se hunde en las aguas subterráneas del Tehom. En la Mishna, se dice que el Templo se encuentra encima del Tehom, del que Alain Marcillac recuerda que es similar a Apsu, en Jerusalén, la Roca del Templo cierra la desmbocadura del Tehom. No hay que olvidar tampoco al hombre que descendió al interior de un pozo en tiempos de Omar. Vio en su fondo una puerta, franqueó el umbral y descubrió un paisaje lujuriante. Se trajo una hoja y fue a advertir de ello a Omar, pero no volvieron a encontrar jamás la puerta. Sin embargo, su recuerdo vegetal nunca se marchitó.

Los templarios estaban instalados en ese lugar. Fue a partir de allí cuando comenzó toda su aventura, con la ayuda de los rabinos contratados por Étienne Harding y sus cistercienses. ¿No se habrían convertido así los templarios en los guardianes del diablo? Vigilantes que tuvieron quizá la tentación de utilizar en su provecho unas fuerzas que creyeron poder dominar, lo cual es la base misma de la magia.

¿Qué importa en este caso que se crea o no en el diablo? ¿No bastaría que ellos hubieran creído en él?

Se lee en el Apocalipsis:

“Vi un ángel que descendía del cielo, trayendo la llave del abismo y una gran cadena en su mano. Tomó el dragón, la serpiente antigua, que es el diablo, Satanás, y la encadenó por mil años. Le arrojó al abismo y cerró, y encima de él puso un sello para que no extraviase más a las naciones hasta terminados los mil años, después de los cuales será soltado por poco tiempo.”

Y el cordero caro a san Juan Bautista está echado sobre el libro del Apocalipsis de San Juan Evangelista, cerrado con siete sellos que deben permanecer cerrados hasta que sea llegada la hora. En ese momento sin duda, los dos rostros de Jano se mirarán el uno al otro. En cualquier caso, es probablemente en ambos Juanes en quienes hay que buscar el secreto de los dos templarios montados sobre un mismo corcel, y más allá la mirada horripilante de la cabeza cortada de san Juan Bautista, depositada sobre su bandeja como el Grial sobre el tajo.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Naciones Unidas deberá posicionarse frente a la oleada "anti-cristiana"


Actualmente es noticia el suceso de la cristiana pakistaní Asia Bibi. Esta mujer que ha sido condenada a muerte por el gobierno pakistaní por haber infringido la ley islámica; ya que sus gobernantes la han acogido para impartir justicia a toda su población, independientemente de si son musulmanes o son de otras confesiones religiosas. Esta persecución hacia los cristianos en países donde la religión mayoritaria es la musulmana, preocupantemente es la tónica habitual. Mientras algunos países occidentales, vienen mirando hacia otro lado, moderando las críticas hacia estos delitos a los derechos fundamentales de las personas.

Pero esto no es nuevo en Pakistán. Con las inundaciones que sufrió este país en verano, los fanáticos musulmanes han aprovechado esta lamentable circunstancia para humillar a los cristinos pakistaníes. Así relata Carl Moller, presidente de la organización estadounidense Open Doors, lo que está ocurriendo en Pakistán: "A algunas víctimas cristianas se les niega la asistencia abiertamente mientras otros son invitados a largarse o convertirse al islam. Podéis imaginar que terrible decisión: abandonar la fe para poder nutrir al propio hijo". Mientras algunas organizaciones cristianas como Cáritas o Manos Unidas, envían ayuda a Pakistán y ésta es repartida para toda la población sin mirar su condición religiosa. Sus dirigentes políticos lo agradecen “cortando la mano que les brinda la ayuda”.

Mientras existan estos abusos entre religiones, es imposible que se pueda llegar a la tan famosa expresión acuñada por el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero “Alianza de civilizaciones”. Puesto que una sociedad civilizada debe llevar implícito el respeto y la tolerancia hacia aquellos que no piensan igual. Precisamente de respeto y tolerancia, lamentablemente no entiende la “Sharía” (ley islámica) que invita a la violencia en caso de que no se cumplan las “reglas del Islam”.

La O.N.U. se ha visto implicada en tener que adoptar un posicionamiento; ya que estas decisiones afectan a algunos Estados donde se aplican estas injusticias. Por ello hemos considerado oportuno recoger la noticia de la página Forum Libertas. Desde la encomienda de Barcelona pensamos que a día de hoy es imposible que con estos lamentables sucesos sea posible un “diálogo y entendimiento verdadero” entre las tres religiones monoteístas e invitamos a todos los cristianos a que denuncien y condenen públicamente estas vejaciones a los cuales está sometido el “Mundo Cristiano”.

Forum Libertas

Naciones Unidas aprobó este jueves, 25 de noviembre, una resolución de los países miembros de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), integrada por 57 países, para combatir la difamación religiosa.

La resolución, patrocinada por Marruecos, insta a los Estados a adoptar “las medidas necesarias, incluida la promulgación de leyes, para prohibir toda apología del odio nacional, racial o religioso que constituya una incitación a la discriminación, la hostilidad o la violencia”.

Es el séptimo año consecutivo que la Asamblea General de la ONU adopta esta decisión, que en este caso fue aprobada por 76 votos a favor, 64 en contra y 42 abstenciones, un resultado algo inferior al año pasado.

No al “antisemitismo y la cristianofobia”

Además, mientras en años anteriores solo se mencionaba al Islam como una religión perseguida en la resolución, en esta ocasión el texto también condena “el antisemitismo y la cristianofobia”.

Pese a los cambios en la resolución, de nuevo países como Estados Unidos, Australia, Canadá o los miembros de la Unión Europea (UE) votaron en contra por considerar que respalda la inculcación del derecho a la libertad de expresión.

Sin embargo, los patrocinadores de la resolución aseguran que su meta es impedir expresiones en contra de los credos religiosos, como las caricaturas del profeta Mahoma aparecidas en 2005 en un diario de Dinamarca, que provocaron violentas protestas en numerosos países y un boicot contra productos daneses.

En ese sentido, la resolución insiste a los Estados para que proporcionen una protección legal adecuada “contra actos de odio, discriminación, intimidación y coacción derivados de la denigración de las religiones y la incitación al odio religioso”.

Tras conseguir el respaldo de la mayoría de los miembros del comité, la resolución se pondrá a consideración del pleno de la Asamblea General de la ONU el próximo mes de diciembre.

En cualquier caso, el documento aprobado es más bien simbólico, ya que no obliga legalmente a los miembros de la ONU a aplicar sus disposiciones.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Personajes de la Biblia: Caín y Abel


Desde la encomienda de Barcelona retomamos nuestro apartado dedicado a los personajes más importantes de la Biblia. Esta vez hemos elegido a los hermanos, quizás más importantes de las Sagradas Escrituras y también los primeros hermanos de la humanidad.

Caín y Abel, representan las disputas y enfrentamientos que a menudo se dan cabida en el mundo y que desde tiempos inmemoriales han servido para separar y dividir a los diferentes pueblos de la Tierra.

Para ver mejor lo que representan ambos hermanos, hemos seleccionado el siguiente texto elaborado por el teólogo protestante J.R. Porter y que ha sido publicado en su libro cuya traducción al español es “La Biblia”.

Confiamos desde Temple Barcelona que su lectura la encontraréis amena.

El relato de los descendientes de Adán y Eva hasta la época de Noé se narra en el Génesis 4-5. abarca una o más tradiciones que, en principio, estaban separadas de los tres capítulos precedentes, como pone de manifiesto una seri de discrepancias lógicas. Por ejemplo, el agricultor Caín mata por envidia al pastor Abel (Gn 4, 8), por lo que Dios condena a Caín y le dice: “errante y fugitivo serás en la tierra”. De todos modos, Dios le pone una señal “para que no lo matara quienquiera que lo hallase”. Aunque Caín es el único hijo superviviente del primer hombre y la primera mujer, no hay indicios de que haya alguien más que pueda matarlo. Asimismo, el Génesis 4, 17 afirma que “conoció Caín a su mujer”, pero no especifica su procedencia. En un sentido más amplio, la narración presupone la existencia de la sociedad, la civilización y la cultura organizadas. No hay solución para estas incoherencias porque el redactor bíblico no las consideró fundamentales.

Por lo demás, la narración está minuciosamente integrada con el texto precedente y con el posterior. Marca la culminación del relato del Edén y presenta a Caín –el primer asesino- como representante de la humanidad primigenia. Al igual que en el relato de Adán y Eva, la historia de Caín sigue la misma pauta del pecado, castigo, destierro y atenuación de la ira de Dios. Parte de una sucesión de narraciones de los once primeros capítulos del Génesis que consignan la violencia y la osadía crecientes de la humanidad después de la caída y la expulsión del Edén. En cada uno de los casos, la humanidad sufre un severo juicio divino y su existencia misma se ve amenazada. De todos modos, Dios se compadece y toma medidas para que, a pesar de lo ocurrido, el mundo y la estirpe humana sigan existiendo. Este patrón determina la forma y el significado generales de la historia de Caín.

El relato se construye a partir de diversos temas, muchos de los cuales arraigan en los mitos y en los cuentos populares. Una de las temáticas consiste en que Dios favorece al hijo más joven en lugar de al hermano mayor, situación que suele desembocar en envidia y violencia. El Génesis 4, 4-5 refiere que cada hermano hace una ofrenda a Dios, que prefiere la carne animal de Abel a la cosecha de Caín. Éste se irrita y por envidia mata a su hermano. Aunque la elección divina no se explica, escritores posteriores sugirieron que Dios conocía la maldad intrínseca de Caín. Como en los casos de Isaac e Ismael, Jacob y Esaú y José y sus hermanos, el autor bíblico no ve la necesidad de explicar la selección divina. Sin embargo, es posible que este pasaje haga referencia al sistema hebreo de sacrificios, en el cual el sacrificio de animales ocupaba un lugar más importante y era más valorado que las ofrendas de cereales.

Esta narración también incluye otras ideas antiguas. Después del asesinato, Caín es incapaz de cultivar la tierra porque la sangre de su víctima la ha dejado yerma, concepto compartido por la Biblia y diversas tradiciones antigua. Otro de los temas es la tensión secular entre los estilos de vida pastoral y agrícola, tema que también está presente en el relato sumerio de Dumazi y Enkimdu. El pastor Dumuzi y el agricultor Enkimdu rivalizan por la mano de la diosa Inanna. Como en la historia de Caín y Abel, la deidad prefiere al pastor, aunque en este caso los rivales se reconcilian.

El relato no presenta a Caín desde una perspectiva totalmente negativa. Dios pone una señal a Caín con el fin de protegerlo y es desterrado “al país de Nod”, palabra que simplemente significa “deambular” y que alude a la vida nómada. Este pasaje del relato explica la existencia de los quenitas, pueblo nómada que, según se decía tradicionalmente, descendía de Caín. Aunque habitaban en los límites de la civilización asentada, los quenitas mantuvieron estrechas relaciones con los israelitas.

martes, 23 de noviembre de 2010

El simbolismo en el arte del Románico y el Gótico.


Desde la encomienda de Barcelona queremos continuar hablando sobre el arte que rodeó a la Orden del Temple, que fue tanto el arte románico como también el arte gótico. Es por ello que hemos encontrado interesante el tratar el simbolismo que representan estas dos corrientes medievales de su época.

Para ello hemos seleccionado un texto del periodista madrileño Juan Ignacio Cuesta Millán y que ha sido publicado en el libro “Codex Templi”.

Deseamos desde este humilde rincón que su lectura os sea gratificante.

Escultura de un capitel realizada por Gilabertus, maestro escultor del románico y precursor del arte gótico (Museo episcopal de Vic, Barcelona)

Es difícil confeccionar un inventario de toda la simbología románica y gótica en un espacio reducido, pero pueden hacerse algunas consideraciones al respecto y describir algunos casos especialmente relevantes y desconocidos.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los elementos iconográficos románicos ya incorporaban referentes alquímicos muy primitivos, tanto en canecillos como en capiteles. Se encuentran mezclados con las representaciones religiosas tradicionales, destinadas a difundir las enseñanzas cristianas entre los catecúmenos que esperaban en los atrios a ser admitidos al interior del recinto sagrado. En la iglesia de San Miguel de Beleña de Sorbe (actual provincia de Guadalajara), por ejemplo, junto a las “santas mujeres” y Adán perseguido por animales monstruosos, podemos encontrar un “mensario” (grupo artístico con la representación de los meses), que comienza con un San Miguel Arcángel y termina con un “negro” (una de las denominaciones que recibió el Bafomet, al que se supone que rendían culto los templarios). Lo que aparentemente se propone como una representación de las labores propias de los doce meses del año, en realidad, es un símbolo de la obtención del “oro espiritual”, mediante la realización de las operaciones requeridas y aplicando la obediencia a los mandatos divinos. Ese “oro espiritual” era también la meta de los alquimistas. En esa misma iglesia de Beleña de Sorbe puede advertirse una marca de cantero singular y única: un compás. Sólo se han hallado dos representaciones de este tipo en la época, lo que constituye un verdadero misterio y un precedente de la futura simbología masónica.

La temática representativa de estos siglos es muy rica: pueden encontrarse algunos motivos inequívocos, por ejemplo, un hombre y una mujer juntos en un canecillo. Esta imagen simboliza dos elementos de naturaleza opuesta que tienen que “copular” para transmutarse en un tercero mucho más noble. También pueden observarse cabezas de animales monstruosos, como defensores del espacio celestial que simboliza el tejado del edificio. Cuando aparece un lobo, por ejemplo, podemos hablar de la firma de un cantero, puesto que los constructores se identificaban mediante este animal. Algunos personajes aparecen en actitudes burlescas, como en Andaluz (actual provincia de Soria), o realizan actos marcadamente sexuales, como en la colegiata de Cervatos (Cantabria). La presencia de “barriles” es también muy significativa, puesto que éstos son referentes del recipiente donde se guarda el “disolvente universal”, necesario para transmutar los metales. Existe una gran cantidad de elementos que pueden ser simplemente ornamentales, aunque no se puede descartar que su autor les dotara de cierto significado que aún no ha podido interpretarse. Las representaciones de músicos aparecen frecuentemente, tocando instrumentos de la época o como si estuvieran cantando. Hay que tener en cuenta que la mayoría de las composiciones musicales de aquellos años están orientadas a conseguir la elevación espiritual mediante el concurso de la “energía acústica”. El canto monofónico masculino, por ejemplo (mozárabe, gregoriano, ambrosiano), tenía –y tiene- una extraordinaria capacidad para provocar aperturas conscientes, tanto en los ejecutantes como en los fieles asistentes. También deben señalarse a algunos elementos decorativos en los que aparecen los signos del zodíaco. En algún caso encontramos un crismón, un criptograma sagrado que, como se ha referido, es la firma de los Hijos del Maestro Jacques.

En cuanto a los capiteles, las representaciones abarcan una amplio muestrario de escenas bíblicas, monstruos (arpías, serpientes), animales en parejas (lobos, aves), motivos vegetales –algunos de ellos tan singulares como los conocidos “hombres verdes”, vegetales antropomorfos conectados con los cielos de las estaciones (en la catedral de Chartres hay más de setenta, de estilo gótico)-, decoraciones geométricas de todo tipo y acabados de muy diferentes calidades. Muchos de estos motivos son claros referentes alquímicos, al igual que ocurre en los canecillos.

Pero la simbología alcanza grados sublimes particularmente en las arquivoltas, algunas tan impresionantes como la de Santa Marina del Rey, en Atienza (Guadalajara), donde podemos encontrar varias representaciones de monjes-guerreros, posiblemente templaros. En la misma localidad, en la ermita de Nuestra Señora del Val, aparecen unos personajes curiosos, los saltimbanquis, personajes grotescos de oscuro significado, aunque algunos expertos piensan que se trata de una advertencia para que quienes ejercían este oficio no entrasen en el recinto sagrado.

Toda simbología románica, hierática, sencilla, esquemática, desaparece casi repentinamente con la llegada del arte gótico, mucho más rico y sofisticado, y en el que los referentes alquímicos son abrumadores. En El misterio de las catedrales, Fulcanelli explica que las representaciones medievales acuden frecuentemente a la imaginería de personajes equívocos. San Cristóbal, por ejemplo, no es exactamente el santo del que habla la leyenda. (la tradición suponía que San Cristóbal cargó con el niño Jesús cuando éste le pidió ayuda para cruzar un río). Este santo es el cristóforo, el “portador del oro”, el mercurio necesario en las primeras operaciones de la Gran Obra, en nigredo (ennegrecimiento de la materia o primera etapa del proceso alquímico, también llamado melanosis).

En estos edificios de proporciones sagradas nacidas de las transmutaciones el Phi todo está al servicio del simbolismo espiritual, del “verdadero oro” que busca quien quiere avanzar en el camino del conocimiento. La elevación casi mágica del interior de las naves, donde unas columnas finísimas sostienen el espacio celeste de la bóveda, la atmósfera de quietud donde a calidad vibratoria es perfectamente perceptible, la luz que se filtra desde las vidrieras… Todo ello es un símbolo del Reino de Dios al que todo hombre debe tender. Las condiciones acústicas de estos lugares permiten percibir la vibración fundamental generatriz que late en el Universo, el om que describen los sabios orientales: la semilla de todo cuanto existe.

Las representaciones alquímicas están presentes en todos estos templos góticos y en cada rincón. Las vidrieras, por ejemplo, presentan tonalidades azules, verdes y rojas que sólo pudieron obtenerse a partir de los trabajos que se desarrollaron en busca de la ansiada “piedra filosofal”, capaz de convertir materia grosera en oro.

Sin embargo, la auténtica transmutación es la que obtiene el adepto mediante el concurso del espacio mágico y su dotación de elementos necesarios. La catedral gótica no es sólo lugar de reunión, de alabanza, de celebración de ritos religiosos, también es un gran laboratorio donde el espíritu puede elevarse con más facilidad por encima de lo grosero, lo sucio o lo bajo. Los añadidos posteriores, como capillas, tumbas, altares más o menos abigarrados, disminuyen y disimulan su verdadera función. Los místicos que impulsaron su construcción desde las filas del Temple perseguían fines muy distintos de los que estos lugares han adquirido posteriormente.

La cábala, mediante la gematría, fue utilizada profusamente. El número, que no es evidente sino para los “iniciados”, aquellos que poseen conocimientos especiales, está presente en cada rincón, con su poderosos y mágico significado. Aunque no falta quien lo niegue, la ciencia sagrada de los números, creada por los sacerdotes hebreos, es la base de la catedral gótica.

El criptograma sagrado forma parte del entramado simbólico: una cruz extraña, como fuera de su lugar natural, un báculo que se transforma en serpiente, un dragón que se come a la luna…Todos estos símbolos encierran un mensaje para quien lo puede ver y conocer.

lunes, 22 de noviembre de 2010

La magia de la flama: la vela azul


Hoy volvemos a continuar con el apartado dedicado al poder de las velas. Y para ello hemos seleccionado el siguiente texto del libro “Magia práctica con las velas” escrito por el chamán Jake T. Shine.


Desde la encomienda de Barcelona, deseamos que os guste.


La vela azul, independientemente de la intensidad de su coloración, basa su poder más en la tenacidad y en la constancia que en cualquier otra cosa. Por tanto, es recomendable hacer novenarios o septenarios para que tenga una mayor efectividad.


La vela azul basa buena parte de su poder en su capacidad depuradora, y, por tanto, en su cualidad sanadora. El simple hecho de encender una vela azul depura el ambiente, aleja las malas influencias y ayuda a sanar y a curar a lo que ilumine su flama. Por eso se le utiliza habitualmente para limpiar hogares, negocios, centros de estudio y, sobre todo, centros de salud.


Sus cualidades sanadoras no le restan capacidades económicas, sobre todo aquellas que tengan que ver con la buena administración y los ahorros. Más de una herencia increíble ha dado la vela azul.


Además, la vela azul incentiva la sensualidad y nos ayuda a encontrar sentido a la vida, ya sea a través de la reflexión o de los placeres mundanos. Y es que la vela azul es la Luz de la Tierra, lo que le permite tener un pie en el más allá y otro en el más acá.


La vela azul no da soluciones rápidas, pero sí duraderas, y no es muy espectacular, pero sí efectiva.


En la salud


La vela azul es la panacea de la salud, ya que es capaz de depurar a todo el organismo. Evita, previene y cura todo tipo de infecciones. Es una buena ayuda contra las enfermedades venéreas. Mejora el equilibrio y hasta otorga cierta belleza o atractivo.


Por supuesto, promocionan la constancia y la paciencia, con lo que ayuda a que la vida, incluso bajo mínimos, sea más llevadera. Pero es sobre las zonas del cuello y los riñones donde tiene más fuerza, incidiendo tanto a nivel glandular como a nivel muscular, óseo y epitelial de dichas zonas.


La vela azul da lucidez en la longevidad y ayuda a mantener unos niveles razonables de juventud en todos los tejidos, evitando los malos humores y ayudando a conciliar el sueño y a dormir bien. todos los procesos de recuperación, así como los tratamientos largos y difíciles, son reforzados con la llama de la vela azul.


En el dinero


La vela azul está especialmente recomendada para el ahorro, los negocios familiares, los negocios con socios, los legados, las herencias y los tratos y los contratos. Las negociaciones, por difíciles que sean, siempre saldrán mejor a la luz de una vela azul.


La vela azul no es muy poderosa, pero sí muy protectora. No alienta grandes ambiciones, pero sí ayuda a obtener seguridad. No otorga grandes fortunas, pero sí es capaz de cambiar el rumbo de nuestra fortuna en un sentido positivo.


Por eso la vela azul potencia los negocios familiares y las pequeñas y medianas empresas, más que otro tipo de empresas. La vela azul ayuda a tener continuidad a pesar de los problemas, y otorga la fuerza necesaria para salir adelante a pesar de los obstáculos.


Y si bien protege a los negociantes, también ilumina y favorece a los artistas, ya sean músicos o pintores, cantantes o poetas, porque la vela azul enciende la creatividad y da lugar a la armonía, elevando el alma de los humanos y permitiendo que bajen las musas.


En el amor


La vela azul promociona la diplomacia y la capacidad de ayudar a los demás, otorgando simpatía, don de gentes y belleza personal y espiritual a quien está bajo su flama.


Sin embargo, la vela azul no incide directamente sobre los lazos de la amistad, ya que su carga sensual impide que todo quede en simple fraternidad entre las partes.


Por supuesto, la vela azul sensibiliza a las personas y les ayuda a sentir más y mejor los placeres de la vida, por lo que es de magnífica ayuda para aquellas personas que no pueden, por una o por otra razón, experimentar ciertos goces psíquicos o corporales. Sin duda alguna, la vela azul es la vela de los sibaritas.


En el plano espiritual


Podría parecer contradictorio, pero la sensual vela azul también es capaz de abrir las puertas del cielo e iluminar el sendero que va de la Tierra a las alturas, por lo que se recomienda su uso para dar Luz a los hermanos que han pasado a la otra vida, así como para dar la bienvenida a los que están a punto de llegar a ésta. El manto protector de la vela azul ilumina tanto lo material como lo espiritual, ayudándonos a aceptar los nuevos estados a que puede estar expuesto nuestro ser, ya sea en esta vida o en la otras, dándonos fuerza para que podamos romper con los lazos que se crean a uno y otro lado de la existencia.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Símbolos cristianos: la luz


Queremos continuar nuevamente con el apartado dedicado a los símbolos cristianos. Esta vez analizaremos “la luz” en los evangelios de Mateo, Lucas y Juan; utilizando para ello algunos de sus versículos.

Vale la pena el decir, que el simbolismo que tiene la luz es muy amplio. La luz nos transmite una serie de sensaciones como por ejemplo: seguridad, entendimiento, solución, senda a seguir, etc.

Cuando éramos pequeños y nos decían nuestros educadores “¡o te portas bien o vas al cuarto oscuro!”, se asociaba la carencia de luz como un castigo; puesto que la oscuridad el ser humano la percibe como algo negativo.

Esta sensación es transmitida por Mateo de la siguiente forma:

“El pueblo asentado en tinieblas, vio gran luz; y a los sentados en región y sombra de muerte, luz les esclareció.” (Mt 4, 16)

La luz está producida por el “alumbramiento” de Jesús al mundo. Jesucristo es la solución a la muerte. Nuestro Señor es la esperanza de la humanidad.

De similares características también nos habla Lucas en su evangelio:

“Por la entrañable misericordia de nuestro Dios, con que nos visitó desde lo alto la aurora, para dar luz a los que habitan en tinieblas y en sombra de muerte; para encaminar nuestros pies por camino de paz.” (Lc 1, 78-79)

Lucas con sus palabras, profundiza un poco más que Mateo, explicándonos que el Hijo de Dios traerá la paz a la humanidad y que para ello debemos seguirle.

Pero sin duda es Juan quien recoge de boca del Mesías, la verdadera naturaleza de Nuestro Salvador.

“Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. ” (Jn 8, 12)

Aquí no sólo es el Hombre que salvará al mundo de la oscuridad, de sus miserias y de la muerte eterna; sino que se alza como dador de vida, derrotando de esta forma a la muerte corpórea de los hombres.

Pero sin duda a Juan no se le escapa un detalle importante para no dudar de las enseñanzas de Nuestro Señor Jesucristo, veámoslo:

Entre tanto que tenéis la luz, creed en la luz, para que seáis hijos de luz.” (Jn 12, 36)

No sólo debemos confiar en las palabras de Jesús, sino que tenemos que tener fe, creer en ellas sin dudar, porque ese es el secreto para que la luz venza a la oscuridad, el sentir su presencia en nosotros mismos.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Los poderes del Baphomet


Desde la encomienda de Barcelona queremos tratar esta vez los poderes atribuidos al hipotético “baphomet” templario. Y lo hacemos recogiendo un texto del escritor e historiador francés Michel Lamy, publicado en su libro “La otra historia de los templarios”.

Deseamos desde este humilde rincón que su lectura os despierte interés.

Según los testimonios, la adoración de la cabeza se desarrollaba básicamente con ocasión de la celebración de los Capítulos, tan secretos que pesaban terribles amenazas sobre quienes osaran revelar lo que en ellos acontecía. Curiosamente, es cierto que los caballeros no revelaron nunca ese secreto y no pareció que se tuviera excesivo interés en forzarles a hacerlo. Cuando se les hacían preguntas demasiado concretas, afirmaban no haber sido jamás admitidos a ellos, con el fin de eludirlas. A menos que las revelaciones que hubieran podido hacerse no hubieran sido consignadas por los escribanos forenses por razones que desconocemos.

Un testigo, Raoul de Presles, dijo que el rector del Temple de Laon, Gervais de Beauvais, le había asegurado que habían en el Capítulo general de la Orden una cosa tan secreta (quidam punctus adeo secretus), que si, para desgracia, alguien la veía, aunque ésta fuera el mismísimo rey de Francia, ningún temor a sufrir tormento impediría a los del Capítulo darle muerte al instante.

Algunos de los templarios, como hemos visto, atribuían propiedades especiales al baphomet, verdaderos poderes talismánicos. Por esta razón, rodeaban la cabeza, de cuerdecillas de hilo blanco que eran a continuación entregadas a los hermanos. Éstos las llevaban alrededor de su cintura, en contacto con la piel. Precisemos que estas cuerdecillas no deben confundirse con el cíngulo de la Orden, emblema de castidad. Así, eran protegidos por la cabeza incluso cuando no estaban cerca de ella.

Sin embargo, encontrarse con la cabeza cara a cara no era algo que estuviera exento de peligro, lo que nos recuerda los poderes de la de la Medusa cortada por Perseo. Las actas del proceso así lo atestiguan si hemos de hacer caso a una curiosa historia. Un caballero, puesto en presencia del aterrado, despavorido. Declaró que no volvería a saber lo que era la dicha en tierra, cayó en un estado depresivo y no tardó en morir. ¿Había visto, tal como suponen Michel Angebert y Gautier Darcy, a su propia “sombra” deslizarse bajo los rasgos del Baphomet?

En cuanto a sus poderes, hemos visto que, como el Arca de la Alianza, este ídolo permitía conversar con Dios. Hay que pensar también en esa cabeza encantada de Cervantes en su Don Quijote, novela realmente iniciática, cabeza que emite oráculos (aun cuando no se trata más que de un truco)? Habría que relacionarla con la que el Papa Silvestre II había traído de España y que respondía diciendo sí o no a las preguntas que se le hacían. Alberto el Magno habría poseído una cabeza similar, así como Gerbert d’Aurillac. Unos textos árabes hablan igualmente de una cabeza de oro oracular en poder de un brujo de El Cairo llamado El Ghirby.

Estos poderes mágicos deben ser relacionados con el testimonio aportado por Mº Antoine Sici de Verceil, notario, en la Comisión del 4 de marzo de 1311. Declaró entonces:

“Sobre la cabeza del ídolo he de decir lo siguiente: varias veces en Sidón, oí decir que un señor de esta ciudad había amado a una noble dama de Armenia, pero que no la había conocido carnalmente en toda su vida; una vez muerta, fue a conocerla en su tumba, en secreto, la noche en que aquélla fue enterrada. Inmediatamente después, oyó una voz que le dijo: ‘regresa cuando sea el momento del parto; encontrarás tu progenitura y ésta será una cabeza humana’. Una vez transcurrido el plazo, el caballero regresó a la tumba, y encontró una cabeza humana entre las piernas de la dama; oyó por segunda vez la voz que le decía: ‘guarda esta cabeza, porque todo bien te vendrá de ella’”.

Jean Senandi, que había vivido en Siria, contó que la Orden había comprado la plaza de Sidón y que Julián, uno de los señores de la ciudad, había ingresado en la Orden y le había dado una cabeza obtenida por uno de sus antepasados tras haber abusado del cadáver de una virgen. Julián cometió apostasía, fue expulsado de la Orden y murió en la miseria. Pero los templarios habrían podido perfectamente guardar la preciosa cabeza.

Hugues de Faure confirmó la compra de Sión por los templarios bajo el maestrazgo de Thomas Bérard, al que algunos hermanos achacaban la introducción en el Temple de malas costumbres. Dio, sin embargo, una versión algo diferente de la historia. Habría oído decir en Chipre que la heredera de Maracleo en Trípoli había sido amada por un hombre que exhumó y violó su cadáver, y acto seguido le cortó la cabeza. Una voz le aconsejó conservarla como algo precioso, pues haría perecer a todos cuantos la mirasen. La envolvió y guardó en un cofre y cuando quería aniquilar una ciudad o vencer a los griegos, le bastaba con sacar la cabeza y desenvolverla. Queriendo atacar Constantinopla, se embarcó. Su vieja nodriza, vencida por la curiosidad, abrió el paquete para ver lo que contenía. Inmediatamente, se desencadenó una tempestad sobre la nave que fue tragada por las olas con toda su tripulación, a excepción de algunos marinos que sobrevivieron y pudieron contar la historia. Desde entonces, no se encontró ya ni un solo pez en esta parte del mar.

Según Guillaume Avril, este episodio podría haberse desarrollado en el remolino de Sétalias, donde surgía a veces una cabeza, arrastrando a todas las naves próximas hacia el fondo.

Señalemos, finalmente que la virgen violada se llamaba Yse, que recuerda a Isis. ¿No decían los alquimistas que la materia prima se recoge “en el sexo de Isis”?

Promesa de abundancia, a veces cornudo, el baphomet nos hace pensar en Cernunnos, dios del panteón celta que también hacía crecer los árboles y germinar las plantas. Los hermetistas hablan igualmente de una figura llamada Bahumid el Jaruf, es decir, el secreto de la naturaleza y de la totalidad de los mundos. Patrick Rivière indica que se llama a esta figura “el que crea y resucita”, lo que sugiere la idea de fecundidad y de abundancia ligada a Cernunnos, que se manifestaba bajo la forma de un hombre cornudo.

A este respecto, podemos ver en la basílica de Vaison-la-Romaine una representación de Cristo. En ella aparece Jesús… cornudo, sus cuernos presentan el aspecto de una media luna.

Los poderes de esta cabeza ligada a Cristo pudieron igualmente estar en relación con unas fuerzas telúricas, incluso demoníacas, al menos en el plano simbólico. Cuando se franquea un umbral, lo que está del otro lado puede revestir muchas formas distintas y sorprendentes. Ahora bien, uno de los aspectos que toma la manifestación del guardián del umbral es precisamente el cambio de cabeza.