© 2009-2016 La página templaria que habla de cultura, historia y religión - Especial 'Proceso de los templarios'

viernes, 30 de abril de 2010

Las Veracruces y el Temple


Hoy queremos recoger un texto de nuestro buen amigo y escritor granadino-catalán, Jesús Ávila Granados. De su libro, con variado e interesante contenido, “La mitología templaria”, hemos extraído, el siguiente capítulo dedicado a las diferentes Veracruces, repartidas por la geografía española.

Desde la encomienda de Barcelona, deseamos que el texto sea de vuestro agrado.

Imagen de la cruz de Caravaca. La que fuera custodiada por el Temple.

Como lignum crucis – o Veracruz- se conocen los fragmentos astillados de la cruz de Cristo que, repartidos por la cuenca mediterránea, son venerados por los fieles de la Iglesia Católica, como parte del crucifijo donde murió Jesús. El mayor de estos fragmentos se encuentra en la Liébana (Cantabria), conservado en el interior del monasterio de Santo Toribio; se trata de un fragmento de 635 milímetros de largo, correspondiente al brazo izquierdo de la cruz. En aquellos tranquilos parajes de los Picos de Europa encontró la paz más profunda el santo del siglo VIII (Toribio), y la inspiración para escribir el Beato de Liébana, basado en sus Comentarios al Apocalipsis. Aquel fragmento de la cruz de Cristo sería protegido luego por los caballeros del Temple, y gracias a ellos hoy tenemos la dicha de contemplar esta Vera Cruz, la más valiosa reliquia para el cristianismo. En 1512, el pontífice de la Capilla Sixtina, Julio II, no dudó en conceder el jubileo para este santuario los años en que la festividad de Santo Toribio (16 de abril) coincida en domingo; y sólo en esa jornada, el acceso lateral del templo, conocido como la puerta del Perdón, se abre de par en par a los feligreses y peregrinos, al tiempo que éstos reciben la gracia jubilar.

Además del célebre lignum crucis de La Liébana, se conocen otras Vera Cruces repartidas por la geografía hispana. Como la de Ponferrada, conservada en el Museo Diocesano de la ciudad de Astorga, todo un relicario templario realizado en oro sobre soporte de plata dorada; en el centro de la cruz está incrustada una astilla de la verdadera cruz; los símbolos de los evangelistas aparecen grabados en el interior de medallones tetralobulados, en los extremos de los cuatro brazos; también figuran la Virgen y San Juan, uno de los santos predilectos del Temple, sobre el travesaño menor y, en el centro, el Cordero de Dios.

Recordemos que la cruz templaria de doble brazo fue la utilizada por la orden antes de que el pontífice Eugenio III le concediera el signo de la cruz pateada. Este singular crucifijo, que aparece en lugares de fuerte implantación templaria, está formado por una cruz griega, en su parte superior, y una tau, en la zona inferior, que, al unirse, forman la Vera Cruz, o cruz patriarcal. De aspecto más sencillo, también es una Vera Cruz el crucifijo de Bagá, al norte de la comarca barcelonesa del Berguedà, que guarda una estrecha relación con el legendario caballero catalán Galcerán de Pinós, considerado uno de los primeros templarios.

En Segovia, y relacionada con la conocida iglesia de la Vera Cruz, también hoy otra cruz patriarcal, cuyo culto está vinculado con la fiesta de la Presentación en el Templo, o Candelaria; una fiesta que, modificada sustancialmente con otros cultos paganos, se mantiene viva en las Alcaldesas. El origen de esta Vera Cruz se remonta al año 1224, según el documento Breve otorgado por el pontífice Honorio III, aunque la forma actual es mucho más reciente, porque, al igual que el lignum crucis de Ponferrada, es de comienzos del siglo XVI; está custodiada en un lugar secreto de la ciudad de Segovia, y, lamentablemente, no puede admirarse.

Pero la Vera Cruz más famosa, sin duda, es la de Caravaca, en Murcia, cuya llegada al santuario donde se encuentra está envuelta en una sobrecogedora leyenda. El mito templario ha sobrepasado a la historia oficial, y hoy, siete siglos después de su condena por la Iglesia, la orden más enigmática del mundo medieval sigue contando con una gran riqueza legendaria, que ha sido capaz de superar las barreras del tiempo y del espacio.

jueves, 29 de abril de 2010

El cristianismo aumenta en el mundo con 121 millones de nuevos católicos.


Acostumbrados, lamentablemente, a escuchar trágicas noticias que azotan al mundo; donde muchas veces se acaba imponiendo lo mundano por encima de lo espiritual. Hemos encontrado en la página de forumlibertas una buena noticia: aumentan los creyentes cristianos en el mundo.

Esto abre la esperanza al bien común; ya que la humanidad no ha sucumbido hacia el poder del Maligno, sino que una vez más, el amor y el poder de Cristo, continúa embargando los corazones de nuevas personas.

Por ese motivo desde la encomienda de Barcelona, queremos compartir esta noticia con todos vosotros. Es nuestro deseo que la noticia también sea de vuestro agrado.

Europa representa ya menos de la cuarta parte del total de fieles de la Iglesia según el Anuario Pontificio; África protagoniza el crecimiento más acentuado, un 33%.

El Vaticano ha hecho público el Anuario Estadístico del año 2010 y que publica la Librería Editora Vaticana. La Oficina Central de Estadística de la Iglesia prepara cada año este libro que informa sobre los aspectos más destacados que caracterizan las actividades de la Iglesia Católica en los distintos países y continentes.

Entre los datos de esta edición destaca el crecimiento del número de católicos en el mundo en un 11,54%. África es el continente que ha protagonizado el aumento más visible, un 33%. Traducido en cifras reales 1.166 millones de personas profesan la fe católica, ocho años antes, en el año 2000, la cifra era de 1.045 millones por lo que la Iglesia católica ha visto un crecimiento de sus fieles de 121 millones en todo el mundo.

Europa, tradicionalmente el continente católico por excelencia, representa ya menos de la cuarta parte del total de la Iglesia. Mientras que África ha incrementado el número de cristianos en un 33% y América en un 10,93%, Europa solo ha crecido un 1,17%. Asia es uno de los continentes de más crecimiento católico y crece un 15,61%.

El comunicado enviado por la Santa Sede habla de “la reducción relativa de los católicos europeos” que, “a pesar de aumentar en valor absoluto, van a descender su peso en el mundo, del 26,81% del 2000 al 24,31% en 2008, a la correlativa adquisición de importancia de los católicos africanos, que pasan en los dos años citados del 12,44% al 14,84%”

El incremento de cristianos en el mundo de casi el 12% supone un crecimiento de 121 millones de católicos en los últimos ocho años, lo cual “evidencia un comportamiento de sustancial estabilidad de la difusión de los católicos bautizados”, según el comunicado de la Oficina de Información de la Santa Sede.

Respecto a la relación de los católicos con el número de habitantes, en Asia hay 3 católicos por cada 100 habitantes, mientras que en América, ascienden a 63.

Los datos del Anuario también hacen referencia al número de obispos, que ha pasado de 4.541 en el año 2000 a 5.002 en 2008, con un aumento relativo ligeramente superior al 10%.

Los datos del clero, también en alza

Se ha logrado, en este sentido una “mejor y más armónica distribución de los obispos en las realidades continentales”, así como “un significativo equilibrio cuantitativo entre sacerdotes y obispos con el paso del tiempo”, según la Santa Sede.

Por otra parte, el número de sacerdotes ha aumentado en los últimos nueve años: de 405.178 en 2000 a 409.166 en 2008.

Según su distribución, el 47,1% de los sacerdotes del mundo están en Europa; el 30% en América; el 13,2% en Asia, el 8,7% en África, y el 1,2% en Oceanía.

El descenso del número de sacerdotes en Europa ha hecho que su porcentaje a nivel mundial disminuya: en 2000, el clero del viejo continente constituía el 51,5%, mientras que ahora constituye el 47,1%.

Del juego combinado de las variaciones demográficas y de las variaciones del número de sacerdotes se deriva un aumento del número de católicos por sacerdote: en todo el mundo ha pasado de 2.579 católicos por sacerdote en 2000 a 2.849 en 2008.

Los diáconos permanentes constituyen el grupo en más fuerte evolución en el periodo entre los años 2000 y 2008 (gracias a su crecimiento en América y Europa), pasando de unos 28.000 a 37.000 (una variación relativa del 33,7%).

El nuevo volumen indica que las religiosas profesas son hoy 739.067, mientras que en el año 2000 eran 801.185 (una disminución del 7,8% ).

La mayoría de las religiosas se encuentran en Europa (40,9% ), seguidas de América (27,5%). El descenso del número de religiosas no ha afectado a África, donde en ese período han aumentado en un 21,2%, ni a Asia, donde el aumento ha sido del 16,4%.

miércoles, 28 de abril de 2010

¿Existió una Regla secreta en la Orden del Temple?


Desde la encomienda de Barcelona, queremos abordar un tema interesante que nos plantea nuevamente el escritor e historiador francés Michel Lamy, en su libro “La otra historia de los templarios”.

La pregunta que se formula en este texto; es sin lugar a la duda enigmática; puesto que no existen pruebas para afirmar con rotundidad que existiera una Regla secreta en el Temple, sólo conocida para algunos hermanos “iniciados secretamente”.

Desde luego, en el ideal templario, lo común era que todos los hermanos eran iguales entre ellos; aunque existiesen diferencias en sus cargos o responsabilidades; con lo cual se hace “inverosímil”, el pensar que hubieron “otros hermanos” que soportaron un secreto que jamás fue revelado a otros hermanos.

Por eso, desde la Casa de Barcelona, nos mostramos cautos ante este escrito, dándole simplemente una importancia meramente hipotética. Aún así, consideramos oportuno debido a nuestra libertad de expresión, el publicarlo abiertamente.

Esperamos que el texto sea de vuestro agrado.

La existencia de una Regla secreta es casi con toda probabilidad cierta. Corresponde a varios testimonios de templarios y acabamos de ver que algunos recordaban varios tipos de recepción. Algunos creen que eran en número de tres: una primera “oficial” sin rito condenable, luego, más tarde y para algunos hermanos solamente, la segunda con la renegación de Cristo, por último la tercera, más secreta aún, reservada únicamente a los miembros del Capítulo general. Con el tiempo, la incomprensión de determinados ritos habría hecho confundir un poco todo y los postulantes, a su entrada en la Orden, habrían seguido unos ritos que no estaban destinados para ellos. Esto es lo que confunde las pistas, pero recordemos la frase del templario Gaucerand de Montpezat:

“Tenemos tres artículos que nadie conocerá jamás excepto Dios, el diablo y los Maestres.”

Gilette Ziegler escribe:

“Así pues, preciso es admitir la existencia de una Regla secreta, conocida por algunos dignatarios y que habría sido destruida. Algunos hechos parecen probarlo: en Inglaterra, Guillaume de La More, Gran Maestre, había dado un manuscrito, para que fuera copiado, a un caballero, Guillaume de Pokeligton, y cuando un capellán, que había entrado en el Temple hacía sólo seis meses, llamado Gaspard de Nofferton, quiso echar un vistazo a este texto, el Gran Maestre arrancó el papel de las manos del copista y se lo llevó. Por otra parte, el hermano Gaspard de Cauche explicaba: “En ultramar, vi en una o dos ocasiones al Gran Maestre Thibaud Gaudin rogarles a los hermanos que poseían los libros que contenían las Reglas de la Orden que se los entregaran. He oído decir, y lo creo, que hacía quemar algunos, devolviendo otros a los más antiguos de la Orden, y se guardaba el resto para sí. Unos hermanos veteranos decían que Guillaume de Beaujeu y Thomas Bérard habrían hecho lo mismo”.

Son numerosos los que se han puesto a seguir la pista de esta famosa Regla secreta. En 1887 vio la luz la traducción de un texto latino procedente de la Gran Logia Masónica de Hamburgo. Se creía que se trataba de una copia de la Regla de los Templarios.

En la primera parte, encontramos efectivamente la Regla oficial con unos añadidos redactados en 1205 por Mathieu de Tramlay. Además, una segunda parte se supone que contenía los “estatutos secretos de los hermanos elegidos” y el “bautismo de fuego o estatutos secretos de los hermanos consolados”, debidos a un tal Maestre Roncelin.

Efectivamente, existía un Rocenlin que había sido admitido en la Orden en 1281 y su nombre fue citado en el proceso como el de un Maestre que habría “introducido malas costumbres”, según el testimonio principalmente de Geoffroi de Gonneville. El tal Rocelin habría sdio uno de los miembros de la familia de Fos, cerca de Marsella, que poseía igualmente un castillo en Bormes-les-Mimosas.

La fecha de 1281 correspondería a una introducción muy tardía de las Reglas secretas y ello no casa en absoluto con el hecho de que a comienzos del siglo XIV los rituales no eran ya comprendidos.

Las nociones de “hermanos elegidos” y de “hermanos consolados” hacen infaliblemente pensar en los cátaros y en su ceremonia del consolamentum. Volveremos a ello. Por desgracia, estos estatutos milagrosamente reencontrados son falsos, destinados sin duda a probar la filiación de la Orden del Temple y de la francmasonería. Podemos, en efecto, observar numerosas incoherencias en esta pretendida Regla secreta. Los estatutos están firmados por el copista Robert de Samfort, procurador de la Orden del Temple en Inglaterra en 1240. ¿Cómo podrían haber sido inspirados por un tal Rocelin, que se supone que había ingresado en la Orden en 1281? Además, el texto está plagado de contradicciones. Así, se dice en él que nunca los estatutos serán traducidos a la lengua vulgar y que nunca serán puestos en manos de ningún hermano. Ahora bien, el documento supuestamente reencontrado está en lengua francesa. Determinados elementos pareen incluso haber sido tomados de una obra de 1818: el Mysterium Baphometis Revelatum de Hammer-Purgstall.

Todo ello no excluye en absoluto la existencia de una verdadera Regla. Pero no es ésta, eso es todo. Resulta, pues, inútil insistir en el contenido de los artículos de esta falsificación.

martes, 27 de abril de 2010

Duelo templario.


Hoy es un día triste para todos los hermanos del Gran Priorato de España de la SMOTH-MIT, pero en especial para los hermanos del Priorato de Catalunya.


Ayer noche, conocimos la fatal noticia de que D. José Antonio Bassols y Gómez, hermano de nuestro querido frater y prior del Priorato de Catalunya, Fr.++Jorge Bassols y Gómez, falleció en la ciudad de Barcelona la madrugada del sábado al domingo pasado, a la edad de 72 años.

Desde la encomienda de Barcelona queremos expresar nuestro dolor no sólo a nuestro estimado hermano y prior de Catalunya, sino a toda la familia Bassols, por tan lamentable pérdida y les ofrecemos nuestro pésame.


Este humilde servidor que os escribe, no puede expresar con estas breves líneas, la tristeza de ver cómo nuestro entrañable hermano sufre por tan doloroso suceso. Es por ello mi Prior, que desde la Casa de Barcelona, os enviamos un fortísimo y caluroso abrazo templario como signo de reconocimiento por tan ardua labor que incluso desempeñáis en momentos tan dolorosos como los que en estos momentos estáis padeciendo.


Por ello hemos considerado importante colgar en nuestra página, la carta-circular que todos los frateres y sores, hemos recibido esta misma madrugada de nuestro querido y respetado hermano Gran Prior de España, Fr.+++Anselmo de Crespi, en duelo y apoyo hacia el Prior de Catalunya, Fr.++Jorge Bassols y Gómez.


Non Nobis.


Fr.++Ramón Villar Reyes

Comendador de Barcelona.


Circular del Gran Prior de España in memoriam de José Antonio Bassols.

Estimados +Hermanos:

De nuevo la Parca ha venido a llamar a la puerta de uno de nosotros, los Pobres Caballeros y Damas de Cristo y del Templo de Jerusalén. En esta triste ocasión ha sido en la puerta de la familia de nuestro muy querido y estimado +Hermano Prior de Catalunya, Fr.++Jorge Bassols, y se ha llevado ante Nuestro Señor a su distinguido hermano, D. José Antonio Bassols, de 72 años de edad, que en la paz del Creador de todos los seres y todas las cosas descanse.


Fue en la noche del sábado al domingo, y aunque la tristeza y el dolor embargan ahora a la familia de nuestro querido +Hermano, que también es nuestra familia, sabemos que Dios en su bondad infinita lo habrá recibido de la mano de San Miguel, gran comandante de las milicias celestiales que lo habrá conducido lejos del poder del Ángel Caído hacia el Camino de Luz en el que estará arropado bajo el Manto amoroso de Nuestra Señora.


Pido a todos los +Comendadores y Priores que se encarguen de difundir el óbito de D. José Antonio Bassols a todos los +Hermanos bajo su responsabilidad. Así mismo decreto tres días de luto en el Gran Priorato de España de la Orden del Temple, (SMOTH-MIT), y que todos los baussantes de todas las organizaciones de la Orden, Casas, Tercias, Encomiendas, Bailíos, Prioratos y Gran Priorato permanezcan a media asta durante estos tres días de luto y se ofrezcan misas y se recen oraciones por el alma del hermano de nuestro muy querido Fr.++Jorge Bassols, D. José Antonio Bassols.


Dios de los espíritus y de toda carne,
que sepultaste la muerte,
venciste al demonio
y diste la vida al mundo.


Tú, Señor, concede al alma
de tu difunto siervo José Antonio,
el descanso en un lugar luminoso,
en un oasis, en un lugar de frescura,
lejos de todo sufrimiento,
dolor o lamento.


Perdona las culpas por él cometidas
de pensamiento, palabra y obra,
Dios de bondad y misericordia;
puesto que no hay hombre
que viva y no peque,
ya que Tú sólo eres Perfecto
y tu Justicia es justicia eterna
y tu Palabra es la Verdad.

Tú eres la Resurrección,
la Vida y el descanso del difunto,
tu siervo José Antonio.


Oh Cristo Dios nuestro.

Te glorificamos junto con el Padre
no engendrado
y con tu santísimo, bueno
y vivificante Espíritu.


Querido +Hermano Jorge, se por experiencias propias no muy lejanas que las palabras, aún de +Hermanos cercanos, no sirven de mucho consuelo en estos duros momentos, y que solo la convicción de que Nuestro Señor les llama y les ofrece una vida eterna en el Reino de la Luz, donde ni el tiempo ni el espacio existen, y donde nos encontraremos todos algún día para vivir eternamente en el Amor de Dios, consuela, pero aún así, quiero que sepáis el gran amor que os profesa esta +Hermandad de hombres y mujeres de buena voluntad y que solo intentan arroparos y hacer suyo vuestro dolor, acompañándoos espiritualmente y orando por el alma de vuestro hermano José Antonio.


Recibid un Fraternal y Triple Abrazo Templario de toda la +Hermandad, y a vuestro hermano,

Dadle, Señor, el descanso eterno.
Brille para él la luz perpetua.
Y descanse en paz.


Amén.


Fr.+++Anselmo de Crespi.

Gran Prior de España de la

SMOTH-MIT.